CÓMO SACAR PARTIDO A TU C.V.

Hacer un curriculum es relativamente sencillo si nos limitamos a enumerar nuestra formación, experiencia y funciones desempeñadas, si todo está ordenado cronológicamente y el formato es correcto. Hasta ahí bien: sabes lo que es hacer un curriculum.

Yo voy más allá…

¿Qué distingue tu CV del resto?

¿Qué diferencia hay entre un CV y un BUEN CV?

Lo que aporta valor a tu CV es la diferencia con los demás: tú y tu CV sois únicos y tienes que demostrarlo.

IMAGEN POSITIVA

Transmitir una imagen positiva de tu CV es esencial, se te tiene que meter en la cabeza que no es una autobiografía (hice, trabajé, desempeñé, estudié…), es tu documento de venta, tu folleto, tu catálogo donde ofreces lo mejor de ti y donde tienes la oportunidad de venderte.

Intenta transmitir qué valor aportas, que no eres como los demás, que tus logros tienen que aparecer, que tienes que huir de frases hechas y de lo que hace “todo el mundo”.

Para transmitir esa imagen positiva es importante que tu CV tenga una armonía, que comunique coherencia y profesionalidad. Mucho cuidado con el formato cargado de distintos tipos de letra, negritas, colores y sobre todo: fuera floripondios.

¿Y las redes sociales? Nuestra imagen está hoy en día a la vista de todos.

Este tema es amplio y profundo, no obstante una recomendación básica que te hago: cuidado con los grupos de los que formas parte que se dedican a colgar ofertas, si comentas algo, que sea con educación y respeto, evita entrar en polémicas y no respondas a cualquier provocación.

En estos grupos tu imagen es muy importante, puede haber reclutadores dentro del mismo o personas que observan el comportamiento de los miembros y en caso de necesitar un candidato tienen muy claro quién no les interesa.

PIENSA EN EL RECLUTADOR

Al otro lado del correo electrónico hay una persona, tenlo en cuenta.

Esa persona que recibe tu CV sólo le dedicará menos de un minuto a verlo y en ese tiempo observará: estructura, funciones, empresas, formación, fechas, ortografía, redacción y foto.

Así es, le da tiempo a ver todo eso y a decidir si tu CV le interesa, si le aporta valor, si le transmite lo que busca, en definitiva, si te va a llamar para una entrevista.

Por eso, te sugiero que te pongas en su lugar y te preguntes lo siguiente:

– ¿Te llamarías para una entrevista de trabajo?
– ¿Aportas información de valor?
– ¿Eres realmente lo que transmites en el CV?
– ¿Sólo tú entiendes tu CV?


RESALTAR LO QUE NOS INTERESA

A todos nos gusta que nos miren el perfil bueno, nos gusta salir bien en la foto, que no se noten esos defectillos que todos tenemos…lo mismo en tu CV.

Tendremos que poner foco en lo que nos interesa y hacerlo atractivo. Una forma de hacerlo es resaltar logros, funciones concretas o hacer hincapié en formación destacada.

Aquello que no aporta nada y que además nos perjudica, se va fuera.

Para poder resaltar lo que nos interesa tendrás que volver a hacer un ejercicio de empatía con el reclutador y preguntarte:

-¿Qué hace que el otro me vea interesante?

-¿Qué puede ver en mí?

-¿Cómo le vendo que yo soy el que busca?

-¿Qué solución le puedo aportar?

ATRÉVETE A INNOVAR

Las cosas claras: el CV es dinámico, lo cambiarás las veces que sea necesario (y así debe ser), no te límites a ir añadiendo cursos o experiencia sin más, como si fuera la lista de la compra.

Escucha sugerencias, busca la opinión de personas objetivas, investiga otros formatos, no copies plantillas…trata de innovar y ser creativo.

Y ¿por qué no? Arriesga alguna vez.

¿Te atreverías a…

hacerlo en infografía?
añadir referencias a tu blog?
buscar palabras que transmitan algo más?
hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes?

REFLEXIONES Y ERRORES

Una vez que hayas elaborado tu CV, te invito a lo siguiente:

Que lo mires con otros ojos
Que pidas opinión a los demás
Que pienses (y mucho) sobre tu objetivo
Que lo analices cada vez que lo envíes
Que le des mil vueltas hasta que lo quieras de verdad

Y por último, te contaré lo que NO tiene perdón:

– Faltas de ortografía: nadie está libre de tenerlas, pero el Word ¡tiene corrector! Si ves una palabra marcada en rojo, comprueba su ortografía.
– Envío sistemático del mismo CV para todo, para todos y en todos los casos.
– Enviarlo “por si suena la flauta”. En el 99% de los casos no suena ni la flauta, ni la trompeta, ni el trombón, no pierdas el tiempo.
– Enviarlo en Word: conviértelo siempre a PDF.
Mentir: te van a pillar siempre, tarde o temprano, pero te pillan.
– No verte reflejado en tu CV y no hacer nada para cambiarlo.
– Pensar que el seleccionador es adivino y sabe lo guay que eres…¡tendrás que contárselo!

Y cuando estés preparado para imprimirlo en formato póster para que lo vea todo el mundo, entonces estarás orgulloso de tu CV y de hacérselo llegar a aquellas empresas u ofertas que sean de tu interés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s