La comodidad de las inferencias

Es innegable que cada día interpretamos la información que nos rodea: ocurren cosas, se dan situaciones, intercambiamos diálogos con los demás, observamos qué pasa a nuestro alrededor y todos estos estímulos que llegan a nosotros continuamente hacen que realicemos inferencias.

En 1985, el psicólogo estadounidense Chris Argyris comenzó a hablar de la escala de inferencias como un proceso interno que influye en cómo captamos la información para utilizarla después en nuestra toma de decisiones. Como veremos, no siempre nos llevará a una buena decisión, incluso puede llevarnos a un conflicto.

Imagen: elaboración propia

Se suele explicar con una escalera:

1. REALIDAD – HECHOS – SITUACIÓN

Partimos de una situación concreta en la que se produce un hecho, cualquier momento en el que somos protagonistas, observadores o parte interesada.

Vamos a poner un ejemplo: imagínate que hay un coche mal aparcado en la puerta de tu garaje y tienes que hacer una maniobra muy justa para poder pasar.

2. INTERPRETACIÓN – SELECCIÓN DE DATOS

Si la situación nos afecta o no nos parece correcta la actuación de la otra persona, tendemos a interpretar. ¿Por qué ocurre esto? Muy sencillo: el cerebro huye de la incertidumbre y cuando percibe que una respuesta se escapa a la lógica o a lo que debería ser, comienza a buscar interpretaciones. Y en este punto selecciona determinada información con el fin de que todo encaje, aunque esa información esté sesgada o solo se haya tomado la parte que conviene para que el cerebro no entre en contradicción. Podríamos decir que elige el “camino fácil”.

Siguiendo con el ejemplo: “ha dejado el coche ahí porque era lo más cómodo, mira que podía haberse molestado en buscar sitio, pero claro, lo mejor es soltarlo donde mejor te viene”.

3. JUICIOS Y OPINIONES – ATRIBUCIÓN DE CAUSAS – ARTICULACIÓN DE LA HISTORIA

En este punto, con esa interpretación comenzamos a emitir juicios y opiniones sobre la situación o la persona, le atribuimos causas (“nuestras causas”) y con todo ello construimos una historia que, para nosotros, tiene sentido. Y tiene sentido porque necesitamos dárselo, aunque seguramente lo que ha ocurrido nada tenga que ver con esa historia.

Continuando con nuestro caso: “menudo caradura, seguro que es el típico chulo que se cree con derechos para aparcar donde quiera y pongo la mano en el fuego a que está tan tranquilo por aquí cerca haciendo la compra o tomando un café”.

4. DECISIÓN – GENERALIZACIÓN – EMISIÓN DEL JUICIO

Tomamos entonces una decisión sobre lo ocurrido o sobre la persona, con esa historia generalizamos un comportamiento o una opinión sobre algo y finalmente, llega el juicio. El momento más peligroso de las inferencias: juzgar al otro.

En el ejemplo: “si es que todos los que tienen esa marca de coche son iguales, qué falta de educación y de empatía. Si se lo hacen a él seguro que se pone como un loco”.

5. CONCLUSIONES – ACCIÓN – COMPORTAMIENTO

El final de la escalera es derivar todo lo anterior en acción: decido qué hacer, cómo reaccionar y establezco mi modo de comportarme hacia la otra persona o dentro de la situación.

Rematamos la faena: “pues se va a enterar, voy a esperarle y en cuanto le vea venir, me va a oir. Es más, estoy hasta pensando en llamar directamente a la Policía y que se lleve el coche la grúa, así aprende para otra vez.”

(Y ahora dime que no te ha ocurrido algo similar, reconozco que a mí sí).

¿Esperamos a que nos cuente el dueño del coche su historia?

En ese momento llega él, corriendo y con cara de apuro. Se dirige a la otra persona y le dice: “Le pido mil disculpas, señora, sé que no debería haber dejado el coche ahí. Lo he puesto de forma que molestara lo menos posible. Mi madre está muy mayor, me han llamado porque se había caído en su casa y he venido lo más rápido que he podido. Ahora que he dejado a una vecina con ella, he bajado de nuevo a colocar mejor el coche para que no obstaculice a nadie. Le ruego me disculpe, ha sido una emergencia”.

Todos hacemos inferencias cada día, en todos los ámbitos de nuestra vida tanto personal como profesional, pero… ¿crees que podríamos evitar muchas de ellas? ¿Y si nos damos una oportunidad y se la damos a los demás?

Vamos aún más allá: ¿haces inferencias sobre ti mismo?

Es decir: ¿Interpretas lo que te pasa, te atribuyes causas que nada tienen que ver con la realidad, te enjuicias a ti mismo (con el consiguiente sentimiento de culpa) y finalmente, tomas una decisión equivocada?

La escalera de inferencias es una fuente constante de conflictos entre las personas, donde se llega a malentendidos y discusiones que se podrían evitar.

Así que…

  • Ponte en el lugar del otro
  • Piensa si conoces realmente su historia
  • No juzgues sin saber, sin cotejar, sin comprobar. Y aún así…no juzgues.
  • Hay mas de una realidad y la tuya no tiene porqué ser la correcta.
  • Deja las etiquetas a un lado, parte de cero.
  • No presupongas porque sea lo más cómodo.
  • Evita la subjetividad que te hace sentir más seguro en tu idea del otro.
  • Sé generoso contigo mismo para equivocarte, reconocerlo y hacer algo al respecto.

Detrás de cada decisión siempre hay una emoción, es muy importante tenerlo en cuenta.

Sobre este tema tengo la suerte de compartir con Lucía Moro una formación el próximo mes de octubre en la Cámara de Comercio de Oviedo, que lleva por título “Resolución de conflictos: claves para crear relaciones profesionales efectivas”. ¿Nos vemos allí?

 

 

 

 

La ventana digital: “keipiais” ¹

JUAN MIGUEL VIÑUELA GARCÍA

Ingeniería leonesa a su alcance

Ver aquí perfil completo en LinkedIn

Mi pasión: un cliente satisfecho. Mi experiencia: un cliente satisfecho.

Son muchos los artículos publicados sobre la transformación digital, su evolución y el cambio que implica en las empresas y personas.

Además, se entrelazan con otros tantos, sobre el reclutamiento 2.0 y miles de términos, donde estas mismas líneas se quedan ya obsoletas mientras las lees.

Recuerdo a un compañero que decía “Ferme la fenetre para que el aire no penetre”, y digo yo, ¡qué razón tenía! La frase es una burla sobre su aprendizaje del francés, y, sin embargo, se había adelantado a su tiempo.

El  aire es esencial para la vida, pero también puede ahogarnos.

Podemos buscar indicadores impactantes, o “keipiais” como los llaman en inglés.

Podemos contentarnos mirando alrededor y observar que la vida sigue y las necesidades básicas no cambian. Pero sí que están evolucionando, y lo hacen al ritmo de los “keipiais”.

Las necesidades son como la energía, se transforman, no se destruyen.

Gracias a mis compañeros de la II Lanzadera de Empleo de León, y tras volver a España después de 10 años en el extranjero, he descubierto dónde reside el secreto para interpretar y resolver cómo nos afectará en un futuro cercano la ventana digital y sus “keipiais”:

  1. ¿Es el pasado una referencia desde la revolución industrial o la edad de piedra?
  2. ¿Seguimos siendo seres humanos?
  3. ¿Cuántos descubrimientos cambiantes, científicos o tecnológicos, han acaecido desde 1950?

La combinación de las respuestas a estas tres preguntas es la piedra Rosetta para comprender hacia donde nos movemos: “deja la ventana abierta para que ventile, pero ciérrala después”.

El ser humano ofrece resistencia al cambio por naturaleza, aunque se convierte en motivación cuando se conoce el impacto, o más bien, el beneficio a terceros de éste. Es decir, el cliente final sólo abre la ventana cuando ya no puede respirar o ve una oportunidad para cambiar de aires. En el primer caso, se reconfortará con lo que conoce, mientras que, en el segundo, buscará una novedad.

El ritmo al que se abren y cierran las ventanas, marcado por la rotación generacional, define el “keipiai” que estamos buscando: oferta/demanda. Este término es más conocido como autenticidad, y llega al cien por cien cuando el cambio no es cambio, y la ventana se abre todos los días. En ese momento, empezaremos a hablar del empleo 7.0 o transformaciones biocomputacionales y supra genéticas.

Hasta entonces:

  • El RFID² solucionará problemas métricos gracias a la estadística de siempre
  • El Big Data cambiará patrones de comportamiento como la “vieja el visillo”
  • El grafeno revolucionará nuestros hogares como el vaso de yogur

Como ingeniero que soy, debo transformar el “keipiai” en un dato comprensible.

Pues bien, la autenticidad, o balanza entre oferta y demanda llegará a su plenitud el 13 de diciembre de 2027 a las 23:05 GST. En ese momento, pasará exactamente lo mismo de siempre.

¹ https://es.wikipedia.org/wiki/Indicador_clave_de_rendimiento

² https://es.wikipedia.org/wiki/RFID (identificación por radiofrecuencia)

Muchas gracias Juan Miguel por tu excelente aportación en mi blog, ¡ha sido un placer tenerte en casa! #EspacioParaCrecer


The digital window: KPIs (Key Performance Indicators)

There are many articles published about the digital transformation, and the way it is evolving while impacting companies and people. In addition, they are many news about recruitment 2.0 or weird technical terms, which become obsolete as we talk.

A colleague of mine used to say, “close the fenetre so the air does not penetrate,” and I realize: He was completely right! This sentence is a mockery about his learning of French, though he was centuries ahead. Air is essential to life, but when we are suffocated, we have more than enough.

We can dig into astonishing indicators known as “KPIs”. We can be content by looking around and discovering that life goes on and basic needs do not change. However, KPIs are changing, or much better, we are twisting them.

Thanks to my colleagues at the “II Lanzadera de Empleo de León”, and 10 years ahead from my departure from Spain abroad, I have discovered which is the secret to sort out and identify how the near future will affect us as digital window KPI:

1. Is the past a reference from the Industrial Revolution to the Stone Age?
2. Are we still human beings?
3. How many scientific or technological discoveries have impacted the society since 1950?

Combining the answer to those three questions is the Rosetta stone in order to understand where we are leading to: “Open the window, let it ventilate, though close it later”.

Human beings, we offer resistance to change by nature, although it becomes a motivation when we are unaware of the impact, even more, when that situation benefits third parties. Therefore, customers only open windows when they can no longer breathe or foresee an opportunity of change. In the first case, they will be comforted with what they know, while in the second one, it will be a novelty.

The pace which defines the windows opening and closure, combined with the generational shift, defines the KPI we are looking for: offer/demand. This term is better known as authenticity and reaches a maximum when change is not anymore change, that means, the window opens every day. We will start talking then, about employment 7.0 or biocomputational and supra-genetic transformations.

Changes to be expected:

 RFID will solve metric problems as statistics are doing today
 Big Data will change behavioral patterns as fake news in the old days
 Graphene will revolutionize our homes like a glass of yogurt

Considering myself an engineer, I must translate KPIs into facts. Therefore, authenticity, or balance between supply and demand will reach its full performance on December 13, 2027 at 23:05 GST. At that stage, life will still go on.

Thank you Juan Miguel for your contribution to my blog, it has been a pleasure!

¿Serías capaz de responder a estas preguntas?

Estamos en pleno verano, algunos han vuelto ya de vacaciones, otros se irán en breve, los hay que están ahora disfrutándolas y también habrá quienes las saboreen pasado el verano.

Vemos artículos sobre qué hacer en vacaciones: seguir buscando empleo o parar, descansar todo lo que puedas, desconectar del trabajo y no responder e-mails, estar “a medio gas” solo bajando un poco el ritmo, planificar al milímetro o no planificar en absoluto…

Hay opciones para todos los gustos, ¿verdad?

A mi hoy me apetece hacerte un montón de preguntas y creo que en este periodo estival, no viene mal reflexionar y analizar las respuestas que surgen en tu cabeza.

¡Ojo! Todo el año es bueno para hacerlo, pero si por lo que sea dispones de mas tiempo, te animo a que le des una vuelta.

Eso sí, te pido sinceridad absoluta, dejar prejuicios a un lado, desterrar palabras o frases que te limitan, abrirte en canal y contestar con el corazón en la mano.

¡Vamos a ello!

  • ¿Por qué crees que aún no ha llegado el momento de hacer ese cambio que tanto necesitas?

Piensa si utilizas excusas, buscas los motivos fuera o simplemente tienes grabada la frase “no puedo, aunque quiero” y no te deja avanzar.

  • ¿Dónde, cuándo o quién te ha hecho perder la seguridad en ti mismo?

Rememora qué hechos o situaciones han hecho que la dejaras por el camino y una vez más, analiza si eres tú quien la ha perdido por ti mismo y por qué.

  • ¿Por qué ves en los demás todo lo bueno y en ti todo lo malo?

La objetividad también es para verte a ti mismo, puede ser que seas muy duro contigo y te hayas perdido en la comparación constante y en el “yo no soy tan bueno como tú”.

  • ¿En qué momento te has convertido en la persona que no quieres ser?

Pregunta brutal y dolorosa, quizás no sea tu caso, pero algunas personas se sentirán identificadas.

  • De todo lo que te afecta a nivel emocional ¿has elegido cómo quieres que te afecte?

No sé si sabes que podemos elegir cómo queremos que nos afecten nuestras emociones y no hablo de negarlas ni cambiarlas, solo de aceptarlas y utilizarlas a nuestro favor.

  • Lo que haces cada día, ¿te acerca realmente a lo que quieres conseguir?

Puede que hayas perdido el rumbo, que la brújula vaya en otra dirección y no seas capaz de poner orden en las acciones que debes llevar a cabo para acercarte a tu objetivo.

  • ¿Cuánta energía (innecesaria) gastas en personas o situaciones que no merecen la pena?

Entramos en un bucle del que es difícil salir, pero es complicado tomar decisiones en este sentido y decir no o “despegarte” de esa carga.

  • ¿Le das muchas vueltas a lo que deberías hacer pero no lo haces?

Lo que se queda en intenciones, no es un hecho. Cambia el “tendría que hacer” por el “voy a hacer”. Las palabras clave son: acción y hacer, no hay más.

  • Y para terminar, ¿cuántas preguntas te haces al día y cuántas se quedan sin respuesta?

No es un examen, no tengas miedo en hacerte preguntas porque la respuesta correcta no existe. Ten en cuenta siempre, que la respuesta está en ti, yo solo puedo ayudarte a hacerte las preguntas adecuadas.

¡Que disfrutes del verano!

 

Comunicación interpersonal, ¿paso previo a la comunicación interna en la empresa?

Parece que está de moda hablar de comunicación y su importancia para nuestra vida (personal) y  profesional.

Comunicación en público, comunicación en redes sociales, comunicación externa (de la empresa a sus clientes/seguidores) y así llegamos a la comunicación interna en la empresa.

¿Cuántas veces nos hemos quejado de la falta de comunicación interna en el lugar en el que trabajamos? Seguir leyendo

A vueltas con el objetivo profesional

Es cierto que a la hora de buscar empleo, una de las dificultades más habituales es establecer o fijar tu OBJETIVO profesional y quizás no solo eso, sino ponerlo por escrito.

En muchas ocasiones resulta complejo por no tener bien definido qué es y nos perdemos en redactar mil veces un texto que probablemente no sea lo que se entiende por objetivo profesional.

Observo que da lugar a confusión con otro concepto que es el PERFIL profesional.

Seguir leyendo

“No podemos trabajar una visión de futuro sin tener un objetivo y un para qué”

GRACE SALAZAR LEÓN

Empleo 2.0 – Recruiter – Coach para el Desarrollo Profesional

BLOG: https://www.gracesalazarleon.com/    

¡Ay, mi Grace! Es una mujer increíble, con una historia de película, un torbellino, bella por dentro y por fuera. Una de mis colegas psicólogas que viven su profesión con pasión y humildad.

Me encantaba su blog, escribe muy bien y toca unos temas realmente interesantes. Seguimos en redes sociales manteniendo el contacto, sabía de sus avances profesionales y cuál fue mi sorpresa cuando anunció que se iba a Orense a coordinar la  Lanzadera de Empleo.  Seguir leyendo

“Las redes sociales no dan contactos. Te regalan compañeros de camino”

CRISTINA BALLESTER MARTÍNEZ

Periodista – Community Manager – Copywriter

BLOG: http://cristinaballestermartinez.hol.es

 

 

La seguía en redes sociales, casualmente la veía mucho en Bebee (red que comencé a investigar y tratar de estar en ella de forma asidua, pero no lo conseguí).

Cris hacía unas entrevistas maravillosas: qué lenguaje, qué emoción en cada palabra, cómo extrae la esencia de cada persona…

Pensé: “me encantaría que me hiciese una de esas entrevistas tan bonitas”.

Pero como prefiero que me encuentren en vez de ir a buscar, ahí dejé el tema por el momento. Seguir leyendo

“Sufrimos más de la cuenta al no saber hacernos las preguntas adecuadas”

JORGE CORTE MELENDI

Profesional de gestión administrativa y contable: reporting, costes y atención al cliente (https://www.linkedin.com/in/jorgecortemelendi/)

Jorge es uno de los participantes de la Aceleradora de talento que tuve el privilegio de llevar a cabo con mi querida Elena Arnaiz.

Era el único chico, pensé que no se abriría mucho al principio, ellos no sabían muy bien qué era aquello de la Aceleradora y además en mi primera sesión ¡tocaba autoconocimiento!

Imagínate, hablar de uno mismo, ser consciente de lo bueno y de lo no tan bueno, ponerle etiqueta a las emociones, contar tus motivos, analizar tus “para qués” y todo delante de personas que acabas de conocer. Seguir leyendo

Estar en LinkedIn no es tener tu C.V. en internet

Cuando buscas empleo, una de las primeras tareas que te recomiendan que hagas es crear un perfil en LinkedIn.

Es otra herramienta más, las redes sociales han revolucionado la forma de buscar ofertas para los que están en desempleo y el modo, a su vez, en que las empresas reclutan candidatos.

Antes de lanzarte a cumplimentar todos los apartados de tu perfil y elegir una foto adecuada, te invito a reflexionar sobre la red.

Seguir leyendo