ELIGE BIEN A TUS COMPAÑEROS DE VIAJE

Seguro que no te irías de viaje con cualquier persona que conozcas, no todos son buenos compañeros de viaje por muy buenos amigos que sean o por muchos años de amistad que os unan ¿estoy en lo cierto? Puede que no compartan tu forma de viajar.

Por eso, es muy importante que en tu vida personal y profesional te rodees de excelentes compañeros de viaje: los que están en sintonía contigo, comparten tus inquietudes, te ayudan en situaciones difíciles, ríen contigo, lloran si hace falta y tienen una visión de la vida muy parecida a la tuya.

Muchas veces el mejor compañero de viaje es el que te encuentras en el trayecto.

Descubres excelentes compañeros de viaje que acabas de conocer y te aportan mucho más que personas que hace años que conoces y, seamos sinceros, ¡no te aportan nada!

No merece la pena que te acompañen en tu viaje aquellas personas que no ayudan a tu crecimiento (o que más bien lo retrasan), las que sólo se preocupan de ellas mismas y te tienen exclusivamente como paño de lágrimas, las que te intoxican con su negatividad, las que sólo están para decirte lo que tienes que hacer, las que no se alegran por ti (pero bien que están deseando que les cuentes tus desgracias), las que proyectan en ti sus frustraciones.

Hazme caso: no merecen la pena, porque tú te mereces excelentes compañeros de viaje.

Al igual que en nuestra vida personal deberíamos ir alejándonos de ese tipo de personas para permitirnos seguir adelante, sin presiones, sin compromisos, sin culpabilidad…sólo porque somos más felices sin ellos, lo mismo ocurre en nuestra vida profesional.

¿Quiénes serán tus mejores compañeros de viaje?

–          Aquellos que valoran tu trabajo.

–          Aquellos que te apoyan aunque te equivoques.

–          Aquellos que dan la cara por ti, si es necesario.

–          Aquellos que te ayudan sin que se lo pidas.

–          Aquellos con los que puedes contar cuando estás demasiado atareado.

–          Aquellos que entienden que, quizás, hoy simplemente has tenido un mal día.

–          Aquellos que te escuchan cuando más lo necesitas.

–          Aquellos que no te juzgan.

–          Aquellos que se alegran de verdad de tus éxitos.

–          Aquellos que siguen a tu lado aunque tu situación haya cambiado.

–          Aquellos que antes te ayudaban en tu trabajo y ahora te ayudan en su búsqueda.

–          Aquellos de los que puedes aprender día a día.

–          Aquellos que son generosos contigo, te elogian y te animan.

–          Aquellos que se acuerdan de ti en cuanto ven una oportunidad de desarrollo profesional.

–          Aquellos que han creído en ti, siguen creyendo y no dejarán de hacerlo.

–          Aquellos que no te han dejado en el camino.

En este largo viaje (o corto, según se mire) que es la vida no hay espacio en tu maleta para:

–          Los que obstaculizan tu camino.

–          Los que no viajan a tu ritmo.

–          Los que a veces se apuntan al viaje (cuando les interesa) y otras no.

–          Los encantadores de serpientes.

–          Los que parecen una cosa y resulta que son otra.

–          Los que nunca cumplen lo que prometen.

–          Los que no aprecian tu valor profesional.

–          Los que te tienen envidia, pero no lo reconocerán nunca y por eso te machacan.

–          Los que no conocen la palabra humildad.

–          Los que aún pudiendo hacer algo por ti, no lo hacen, porque no quieren.

–          Los que antes estaban y ahora no están porque “ya no eres interesante”.

–          Los que un día encontrarás de nuevo y seguramente los papeles se habrán cambiado: será entonces cuando te pidan favores, quieran un apoyo y necesiten de ti.

Identifícalos cuanto antes y haz una lista de los que quieres que te acompañen en tu viaje y de los que no.

Y por último, me gustaría que reflexionaras sobre algo: no quieras para los demás lo que no deseas para ti.

Trata de ser el mejor compañero de viaje para los que te rodean, ese compañero con el que todos querrán dar la vuelta al mundo, porque al final todos nos encontraremos en el camino de ida o de vuelta y será en ese momento cuando comprobarás que más tarde o más temprano EL QUE SIEMBRA, RECOGE… siempre.

 

 

Anuncios

4 comentarios en “ELIGE BIEN A TUS COMPAÑEROS DE VIAJE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s